domingo, 8 de febrero de 2009

Signo de los tiempos


Hubo un tiempo que fue ¿hermoso? y fui idiota de verdad!!!!

Cansada del rumbo que había tomado mi discurso últimamente, hice un retiro virtual(de Internet) forzado y un retiro espiritual por elección, puertas adentro, claro está.

Observo, miro, espero, a ver si algo bueno aparece.
En ese proceso estaba cuando me di cuenta de que no soy la única que se queja... los adolescentes se quejan , los viejos se quejan, hasta los niños creo que andan quejándose ...Parece que la queja es uno de los signos de estos tiempos.
Actualmente estoy tratando de no seguir tirando tanta mierda, como lo venía haciendo en este blog. Después de todo , yo pienso que el vaso está 80% lleno y 20% vacío.....pero sólo me preocupa el 20%!!!


Aunque no es buena en sí misma sino que depende de nosotros...

(¿No podría haberme callado antes de este último comentario?)

Arrivederci!!!

4 comentarios:

goyo dijo...

Y PRESTAME MUCHA ATENCION.... NO SOS UNA MUJER CUALQUIERA..... SOS VOS, UNICA. EN ESTE UNIVERSO.
Y DALE ESCRBIME ALGO CON EL 80% DEL VASO LLENO..... DALE PONE ONDA. SEGURO QUE LO VALES.
tE ESPERO EN ALMACATAMARCANA, PEGATE UNA VUELTITA.
UN BESO

unamujercualquiera dijo...

Gracias Goyo. Ya pasé por tu blog y te dejé dos comentarios(en uno firmé como mi hija y en el otro aclaré la equivocación).
..................................
¡¡¡¡Qué voy a hacer si soy así!!!!

goyo dijo...

Y LA SEGUIMOS..........!!!!! NO SE PIDE QUE CAMBIES !!!!!!!!!! SOLO QUE TE SIENTAS MEJOR !!!!
gRACIAS POR TU VISITA. TE SIGO ESPERANDO..
UN BESO

MONA dijo...

Siempre priorizamos o que falta a lo que ES. Sin embargo, eso no es malo, excepto que uno lo convierta en desmoralizante... Es bueno para trazarse propósitos de mejora. Uno sabe bien cuando algo no "cierra" bien en su vida... entonces, modifica, cambia, se enriquece y goza los logros. Es notable cómo uno se da cuenta también, que todo junto no se puede, y baja las expectativas. Lo mismo pasa con la política. O te vivís quejando de todo, porque motivos, en verdad no faltan, o aceptás que ésta es la realidad, que los gobernantes actuales han intervenido en ella mucho más de lo que gobierno alguno lo hizo en éstos últimos 50 años. Entonces cabe preguntarse qué hace cada uno de nosotros, y empieza a construir con los demás. De a poco. Pero con confianza en las propias capacidades y en las colectivas. Y cuando uno HACE, cuando ve que es difícil acordar, resolver, concretar... comprende mejor a esta Argentina actual, tan diversa como somos en cada grupo...
No cabe otra que hallar esperanzas, confianzas, alegrías, para destacar… Porque el que se queda en la queja y la descalificación, se está diciendo a sí mismo, que es impotente para cambiar.
Saludos